Agradecimiento

Hoy un cliente me ha enviado un e-mail muy bonito por un discurso que le escribí para la boda de su hija, y que pronunció hace un par de días. Me siento privilegiada por saber que lo que hago llega a las personas. Es un empujón.

La ilustración que acompaña a este post es de Blanca García Marcide.

Deja un comentario