Niñería 6: Pequeñas adicciones

En un restaurante:

–Mamá, quiero Coca-Cola.

–Aquí no la hay sin cafeína, ya lo sabes.

–Pues que se la pida papá y yo le doy un buchito.

–Mi vida, no puedes ni probar la Coca-Cola. Tienes la barriga mala.

–No, no la tengo. Yo lo sé, de verdad.

–Hija, tienes un virus en el estómago. Te lo dijo el médico ayer por la tarde.

La niña busca la mirada de su padre y grita:

–¡Papá! ¡Quítame este virus de encima! ¡Necesito una Coca-Cola!

Comments are closed.