Por las ramas

Mi amiga Nuria Esteban me pidió un microcuento sobre un árbol, para dar contenido a un concurso que celebraba Tiny Cosmonauts con motivo del día de la Tierra. Lo titulé Por las ramas. Nuria lo ilustró maravillosamente. Os lo dejo aquí.

———————-

Antonio jugaba al balón en el patio de su nuevo colegio. Se le escapó y cayó junto a un grupo de niños de su clase, que discutían sobre quién de todos tenía el objeto más especial:

—Yo tengo un supertrúper que manejo con mi mando y corre a cien por hora —dijo un niño pecoso.

—Pues yo un perro que me sigue a todas partes —dijo una niña—. No sigue ni a mi madre ni a mi padre ni a mi hermano. Solo me sigue a mí.

—Pues yo tengo un juego de química con el que hago unas explosiones alucinantes —dijo el niño más alto.

Antonio recogió su balón para marcharse y el niño alto le preguntó:

—¿Y tú? ¿Qué tienes tú que sea súper?

Antonio se abrazó al balón, miró a los tres y dijo:

—Yo tengo un árbol mágico.

Sus compañeros de clase se rieron de él y le dijeron que era un mentiroso. Así que Antonio les invitó a su casa a verlo.

El árbol de Antonio tenía todas las ramas desnudas, apuntando al cielo. Se retorcían unas con otras y, vistas desde abajo, parecían un laberinto. Los tres niños de la clase de Antonio comenzaron a lanzarle deseos: que hiciera aparecer una bicicleta de varios sillines, que hiciera nevar, que los cubriera de pasteles de chocolate… Como nada de eso sucedía, se burlaron de Antonio.

¡Chsss! —dijo Antonio llevándose el dedo a los labios.

Cuando sus compañeros guardaron silencio, Antonio observó el árbol y dio una gran palmada.

Al momento, cientos de pájaros despegaron de entre las ramas, se agruparon y volaron juntos. Surcaron el cielo dibujando círculos, ochos, una serpiente y hasta una casa; como si quisieran demostrar a los niños que eran pájaros de verdad.

Los tres compañeros de Antonio se quedaron con la boca abierta. Y aún abrieron más la boca cuando los pájaros volvieron a posarse entre las ramas y aquel árbol mágico los convirtió, de nuevo, en pájaros invisibles.

 

Comments are closed.